11 de febrero de 2012

AJOLOTE MEXICANO


Este simpático amiguito llamado ajolote o axolote, del náhuatutl axolotl "monstruo acuático",  es orgullosamente mexicano. Se puede encontrar al sur de la ciudad de México, especialmente en Xochimilco. También se encontraba en los ahora desaparecidos lagos de Texcoco y Chalco. 


Son bonitos y graciosos, su cuerpo es alargado con un tronco compacto. La cabeza es grande con unos ojos pequeños y carecen de párpados, boca grande y dientes diminutos. A la altura del cuello tienen tres pares de branquias laterales externas, las cuales utilizan para respirar tomando agua por la boca y dejándola salir por las agallas. 

La introducción por parte del hombre de especies no autóctonas, como los ciprínidos koi y carassius, a los canales de Xochiilco, ha ocasionado una disminución de la población de ajotes, cuyos desoves y crías jóvenes son devoradas por dichas especies. 

Otra causante de que esta especie este en peligro de extinción es su capacidad de regeneración, su explotación desmedida para fines medicinales. Por esta razón es indispensable que los reproduzcan en cautiverio. 

En la medicina tradicional mexicana se pueden encontrar jarabes de ajolote para tratar principalmente enfermedades respiratorias. También se acostumbra comerlos en caldos para fortalecer las defensas. En la ciudad de Puebla existe un productor de jarabe de ajolote y estos son sus beneficios: suplemento alimenticio, auxiliar en el tratamiento de las molestias del resfriado común y tos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario